dic
20
2013

Sierra de las Nieves: Puerto Saucillo – Pico Torrecillas

Impulsados por los ánimos de tener de nuevo en pie el servidor con el que podemos comunicarnos mediante correo (muchas gracias Héctor), decidimos hacer la primera ruta de esta nueva temporada. La pena que al organizar la ruta tan precipitadamente, sólo pudimos ir dos miembros del grupo,  Leo y Juan. Aún así, la ruta la disfrutamos bastante ya que la Sierra de las Nieves es un lugar que difícilmente te decepciona. Elegimos probar una nueva vereda: subir desde el Puerto Saucillo al Pico Torrecillas, ayudados por un libro “chivato” de senderos de la Sierra de las Nieves.

Comenzamos desde el mencionado Puerto Saucillo. A éste, llegamos desde un carril que sale justo a la salida de Yunquera. Desde aquí se vislumbra un paisaje precioso donde podemos observar el pueblo de Yunquera arropado por Sierra Cabrilla y Sierra Prieta, así como toda la bahía de Málaga. Desde el mismo puerto sale un carril (PR-A 351) que se adentra en un espeso bosque de pinsapos relativamente joven, ya que en años anteriores toda esta loma estaba cubierta por cultivos de viñas y cereales. En este sendero pudimos observar especies que crecían a la sombra del pinsapo como Torvisco macho (Daphne laureola), Rubia peregrina, Torvisco (Daphne gnidium), Heleboro (Heleborus foetidus) y muchas otras. Conforme avanzamos, disfrutamos del frescor que desprende el bosque que está cubierto por una pequeña manta blanca, supongo que de la helada nocturna y del poco sol directo que da a esta zona.

3

Nos encontramos durante el trayecto del bosque varios puntos de interés, primero un nevero reconstruido llamado “Nevero de la cañada del Puerto de Saucillo” y más adelante la “Fuente de la Perdiz”, una pequeña fuente de piedra que sólo lleva agua en épocas lluviosas y que sirve de abrevadero para la fauna autóctona, principalmente para pequeñas aves.

A cada paso que damos, íbamos ganado altura y tras un rato, comenzamos a observar cómo los pinsapos dejaban de arrojarnos su sombra. Desde entonces, pudíamos otear en todo su esplendor el magnífico pinsapar de la cañada del Puerto Saucillo. Llegado a un punto donde se está a la misma altura de la loma que se sube, podemos alejarnos un poco del sendero hacia la izquierda, adentrándonos por la Loma del Picacho y disfrutar nuevamente de otras vistas panorámicas donde pudimos observar el Puerto Caucon, otro mirador cercano a Yunquera donde empiezan otras rutas. Seguimos por el sendero, y conforme fuimos superando los 1600 metros de cota, el pinsapar va dejando paso a especies mejor adaptadas a la altitud, el frío y el viento, como los piornales, más conocidas como Cojín de monja. Superamos en altitud la Peña del Cuco, que es un pequeño resalte que se eleva sobre la mencionada loma del Picacho. Pasado un rato llegamos al mirador del Puerto del Cuco donde empieza a verse las primeras nieves y se abren nuevas panorámicas donde podemos apreciar las cumbres de las Sierra Cabrilla y Prieta y detrás de estas se eleva el Monte Huma y el Pico Capilla, ambos en el paraje de El Chorro y comarca de Guadalteba. El siguiente punto de interés que nos encontramos son Los Ventisqueros que se encuentran justo al comienzo de una cañada aledaño al sendero. Como punto curioso que comenta mi “chivato” es que la imaginación popular achacaba las huellas de los hoyos circulares a la presencia  de naves extraterrestres que tomaban estas praderas como pistas de aterrizaje. Nada más lejos de la realidad, pues en realidad son vestigios de los pozos de nieve de los Ventisqueros, ubicado alrededor de los 1700 m de altitud.

Pasado este punto, el nivel de ascenso es cada vez menos pronunciado. Observamos el famoso Peñón de los Enamorados. Este peñón sirve como puerta al Mirador de la Meseta de los Quejigales, una amplia pradera que se alarga al sur desde el Peñón de los Enamorados hasta el Cerro de Pilones, al Éste hasta el Torrecillas y al Oeste hasta la Sierra de la Nieves. El protagonista principal de este paraje es el árbol fantasmagórico y místico llamado científicamente Quercus faginea ssp. Alpestris, o comúnmente conocido como Quejigo. En frente vemos como se eleva el Torrecillas (1919m). Máxima cota de la Serranía. Por esta meseta nos cruzamos con La Cañada de las Carnicerías. Punto de intersección con otras rutas. Continuamos por el sendero dejando a nuestra izquierda Cerro Alto.

Durante el recorrido observamos una elevada densidad de orugas de la especie Chondrostega vandalicia, cuyas mariposas pueden observarse volando desde finales de Junio a Septiembre.

Chondrostega vandalicia

Chondrostega vandalicia

Pasamos por más praderas de quejigos, y donde también aparecen sabinas rastreras (Juniperus sabina) que serán muy abundantes hasta la cima del Torrecilla y por fin llegamos al Pilar de Tolox o fuente de los Machos, único punto de agua constante de la zona y la fuente más alta de la provincia de Málaga, situado a las faldas del imponente pico Torrecillas. Llegado a este puesto es difícil decir “no” a la subida de esta magnífica cumbre. Situado a 1919 m, es la cumbre más alta del occidente andaluz y una de las más visitadas por montañeros y senderistas.

¿Quieres hacer la misma ruta?:

Dejo el track de la ruta. Está grabado desde mi móvil por lo que no sigue fielmente el sendero, pero sirve como guía. Podéis añadirlo a vuestro dispositivo GPS o Smartphone desde aquí:

Distancia total: 12537 m
Elevación máxima: 1956 m
Elevación mínima: 1250 m
Tiempo total: 04:06:50
Descargar

Referencias:

1.  Sierra de las Nieves. Guía de Senderos. Volumen II. Editorial La Serranía. Ronda. (2010)

Related Posts

Sobre el autor: Juan Aguilera

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Nuestra página en Facebook