abr
6
2013

Cabreiros por el mundo: Parque Natural EL PALMAR (Bolivia)

Como no podía ser de otro modo, nuestro grupo de senderistas Cabreiro, está ampliando fronteras hasta que no quede ninguna, en mi caso, he podido viajar hasta tierras Bolivianas y para mí es un placer hacer partícipe al grupo de mis vivencias aquí, ya que cada paso que doy pienso en un momento vivido en las rutas con cada una de mis “cabritas malagueñas”!

El primer viaje que he hecho ha sido por la zona de El Palmar, un área protegida de las que aquí se denominan ANMI (Área Natural de Manejo Integrado), en la Cordillera Oriental del departamento de Chuquisaca, con una altitud de entre 1000 y 3000 metros, dato que indica que es un paisaje de orografía accidentada.

Localización de Chuquisaca en Bolivia

Localización de Chuquisaca en Bolivia

Nuestro viaje fue de tres días y por ello sólo pude conocer una parte, pero fue un viaje con biólogos y trabajadores sociales, por lo que tuve la oportunidad de aprender bastante. Fuimos con el objetivo de informarnos del estilo de vida que tienen los miembros de las comunidades que habitan allí, y el gado de relación que tienen con el entorno, para tener información sobre fauna y flora con el fin de reconocer núcleos de conservación justificados, y se buscaba también, intercambiar información e ideas con los guardas forestales con el fin de mejorar el control del parque y la formación de futuros guardas.

En este parque existen varias comunidades repartidas por todo él, de las que visitamos La Joya, Molani, Rodeo y Torco Torco, donde asistimos a reuniones de puesta de acuerdo en la organización de labores de trabajo de campo, después de las cuales comimos y pasamos parte
de cada día, aunque sea poco, pudimos ver el tipo de vida que se lleva en las comunidades y el tipo de gente que es.

Para mí ha sido insólito, ya que es algo totalmente opuesto a lo que nos encontramos en nuestro entorno urbano y “civilizado”. La sensación era de que nosotros para ellos éramos completos extraños, tanto, que al acercarnos la mayoría abandonaba sus actividades para observarnos pasar con cara de desconfianza algunos, y simpatía otros. Supongo que si yo viviese en el paraíso sin que nadie viniese a corromperlo, también tendría recelo hacia cualquier posible visita amenaza.

Hicimos un par de rutas por el lugar, donde pudimos apreciar entre otras maravillas la palmera endémica que da nombre al parque Parajubaea Torralyi, o Palmeras janchicoco cuyo fruto (el janchicoco) toma importancia por ser alimento principal del oso de anteojos Tremarctos ornatus, una de las representaciones de fauna más importantes del este lugar. La vegetación es abundante y los espacios entre macizos montañosos amplios, el sonido predominante es el
de las numerosas aves que habitan en los árboles, y al mirar hacia el cielo, lo más normal es ver una cóndor, una águila o un buitre volando entre las formaciones rocosas.

Sobre el autor: Pauli Flores

Incursionista sin destino

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Nuestra página en Facebook